+34 968 314 908 amas@amasapoyosocial.org

Tras un tiempo observas que un ser querido o alguien cercano ha cambiado. Actúa de manera distinta, muestra otros hábitos. Finalmente descubre que esa persona atraviesa un problema de drogadicción. Lo primero que se nos pasa por la cabeza es: ¿Y ahora qué? ¿Qué puedo hacer yo?. Con este artículo vamos a ayudarte a saber cómo actuar en caso de que te encuentres en esta situación.

Antes que nada, no hay peor ciego que el que no quiere ver. Y es que, muchas veces aunque tengamos la situación delante, no somos capaces de verla o no queremos creerla. Es difícil identificar una adicción, ya que cualquier persona puede caer en una. Pero una vez la hemos descubierto o conseguido identificar es crucial ayudar a esa persona.

Cómo ayudarle:

  • Buscar toda la información posible sobre el tipo de adicción. Que sustancia consume, que efectos tiene para su salud, etc.
  • Abordar el problema con esa persona, es muy importante que se sienta cómoda y no se sienta juzgada, ya que cualquier persona puede pasar por esa situación. Si la situación transcurre favorablemente puede que incluso comparta contigo los motivos que le han empujado hacia esa situación.
  • Tienes que tratar de hacerle entender que tiene una enfermedad, y lo que es más importante, que necesita ayuda terapéutica. Haz que comprenda que se encuentra en una situación delicada por la que no tiene que pasar solo. Para lograr salir de esa adicción necesita ayuda de especialistas. Puedes incluso ofrecerte a acompañarle a la primera consulta, para que no se sienta solo.
  • Empatía. Un adicto no puede controlar su adicción, por lo que no intentes controlarla tú. Es muy difícil que en un primer contacto un adicto acepte ayuda, por lo que no te enfades ni te frustres si no acepta tus sugerencias. Al contrario, insiste cada vez que se presente la ocasión y hazle saber que estarás a su lado siempre que te necesite.
  • Si finalmente inicia el proceso de recuperación, hazle saber que le apoyarás durante todo el proceso de desintoxicación.

Desde AMAS, esperamos que estos consejos os sirvan si os encontráis en esta situación. Y en caso de que la situación os sobrepase y no sepáis como actuar o manejarla, no dudéis en poneros en contacto con nosotros para que os brindemos nuestra ayuda.