+34 968 314 908 amas@amasapoyosocial.org

Para quien no lo sepa, las personas que consumen drogas se exponen a contraer o transmitir infecciones. Estas pueden ser el virus del VIH, SIDA o la hepatitis. Esto ocurre porque se transmiten por la sangre y otros fluidos corporales. La forma más común de su contagio es por compartir las agujas u otros elementos relacionados con el consumo.

Algunos estudios muestran que una de cada 10 personas que padecen VIH, se debe al consumo de drogas. A continuación vamos a profundizar un poco más en que consisten estas enfermedades:

  • El Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) infecta los inmunocitos. Estos son necesarios para hacer frente a las infecciones. Este virus reduce su cantidad en el sistema inmune. Por tanto, provoca que a este le cueste más combatir las infecciones.
  • El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) es la fase final de la infección del VIH. En esta fase el organismo es incapaz de defenderse ante las enfermedades.

También debemos diferenciar estas dos enfermedades. El hecho de tener VIH no quiere decir que se tenga sida. Aunque están relacionadas, una persona recibe el diagnóstico de SIDA cuando el recuento de inmunocitos es menor de 200. Una persona sana posee entre 500 y 1600 de estas células.

Compartir jeringuillas es la primera causa de transmisión de estas enfermedades entre consumidores de drogas
  • Por otro lado, tenemos la hepatitis. Esta se trata de una inflamación del hígado. Existen diferentes tipos de hepatitis: A, B, C, D y E. Las que tienen lugar por el consumo de drogas, al compartir agujas, son la Hepatitis B y la Hepatitis C. Esta inflamación del hígado puede dar lugar a la cirrosis y provocar la pérdida de la función hepática.

¿Como evitar estas enfermedades?

A continuación vamos a exponer una serie de hechos para evitar la transmisión de estas enfermedades:

  • El punto más obvio es el de no consumir drogas. Como hemos visto anteriormente el consumo de drogas dispara el riesgo de padecer estas enfermedades. Al compartir los utensilios utilizados para el consumo de las mismas.
  • Practicar sexo seguro. El consumo de drogas puede llevar también a realizar prácticas sexuales. Y en muchas de las ocasiones llevan a hacerlo sin usar ningún tipo de protección. Independientemente de los utensilios del consumo de drogas la práctica de sexo a raíz del consumo puede llevar a transmitir estos virus.
Practicar sexo sin protección también es una de las causas de trasmisión de estas enfermedades
  • Hacerse pruebas para detectar estas enfermedades. Las personas que son consumidoras de drogas deberían hacerle las pruebas del VIH y de la hepatitis. Cuando una persona es infectada puede pasar mucho tiempo hasta que sea consciente de ello. Por eso es recomendable realizarse las pruebas.

Lo más importante de todo el obtener tratamiento para el consumo de drogas. Por ello, desde AMAS, queremos hacerte saber que cualquier tipo de ayuda que necesites, te la daremos. Es muy importante si eres consumidor de drogas ponerte en manos de profesionales para no terminar padeciendo estas enfermedades que, en el peor de los casos, llevarán a la muerte.