SS23: El Duelo y la Pena: SIN TI? ”Y CONTIGO”. Parte 3 – Damián Alcaraz.

 In Sin categoría
PROTESTA CONTINÚA
Quiero encontrar el sentido que justifique esta protesta continúa sobre la vida.
Nos han quedado tantas cosas por hacer, tantas cosas sin decir que ante este hecho me hace recordarte todas las noches con alegría y pensar como si estuvieras viviendo para siempre en mi y tenga gran sentido la vida
El dolor implica un sufrimiento nostálgico que es necesario, pero también debe ser aliviado mediante el afrontamiento de ver la realidad fuera de ti y sin más alcance, la naturaleza es caprichosa y ama a quien la ama dando paso por mi vida, a tu figura emblemática. Aunque fue muy breve nuestra conversación. Esta es la que me elevó a ser persona, con virtudes y defectos, pero persona, a aliviar el sufrimiento y tu vacio dándole el recorrido feliz que para ti hubiera querido, estés donde estés, pues no me desprenderé jamás de ti en mi pensamiento, a pesar de tu ausencia.
El pensamiento irracional me llevó a victimizarme y ser egoísta a través del duelo, creo fielmente que una gran parte de los acontecimientos que ocurren en este mundo son incongruentes e irracionales,(injusticias) al no atrevernos a justificar la muerte como un hecho propio de nuestra naturaleza, prefiriendo el martirio de la zozobra, ante el sufrimiento inaudito. Metiéndonos en el miedo que supone enfrentarnos cara a cara con el dolor de la perdida. La triste realidad vivida en esos momentos, unas veces viene dada por añadidura o esperada y otras, como en mi caso, de repente e inesperada. Eso sí!! Cuando truncan la vida jóven sin ninguna explicación aparente que justifique el brutal desenlace, supone un dolor tan profundo y amargo que no se puede digerir. “Creo que no es por lo inesperado”, sino por la naturaleza del ser humano, que no ha desarrollado la capacidad de enfrentarse a la muerte y asumir la pérdida como algo que empieza y no que termina, máxime si hablamos de un hijo, por su juventud y AMOR, sin ninguna preparación ante este hecho que nos hunde en la pena, cuando la verdadera pena es hundirse arrastrando a todos los que están contigo en vez adrizar el buque de la familia y ser la insignia del estado de ánimo para los demás.
Vivo con la esperanza de transformar el dolor en el AMOR a todos los que sin saber bien el porqué, estamos todavía en la vida. Seguir es un “derecho”, sin embargo, el trasmitir bondad, generosidad, sinceridad, es un deber. Con poco que pusiéramos de nuestra parte, podríamos evitar algún que otro sufrimiento o este ser más llevadero. Somos el enlace de nuestro antecesores los cuales sufrieron penurias para dejar una vida feliz a nuestros predecesores para entregarla y continuarla haciendo un mundo donde en cada rincón quepa la felicidad, la humanidad y la solidaridad. Enseñándonos que el amor, así como llega, también se construye y perdura en el tiempo, que lo importante de la vida, es entregarte a aquello que haces, rindiéndote a la evidencia de los hechos y fluir con ellos construyendo tu mundo nuevo.
Reivindico en mi existencia el derecho de ver mi final como un acontecimiento amable y menos estremecedor, con el firme propósito en mi existencia, con plena disponibilidad de facilitar mi contribución para la distribución justa de la felicidad (de la riqueza del ALMA) con todos cuantos recursos sean necesarios y estén a mi alcance. Porque para superar la perdida de alguien que nos importa, es esencial, no quedándose sin ganas, seguir el ritmo normal, ¡no supe hacerlo! Quiero recordar que ya no te levantarás jamás, pero esto a mi me ayudará a ponerme en pie y mi energía es la energía que intenta trasmitir PAZ, AMOR Y JUSTICIA, pues al hablar de lo vivido, amado y perdido, en el marco del desconsuelo, devolverlo para superar las adversidades que supone el dolor y la pena como fue mi caso.
Visto lo visto pretendo, que los bienes materiales no sean mí riqueza, sino que lo sean las personas, ni el rico es tan rico, ni el pobre es tan pobre. La gran riqueza es la familia y amigos. Tener alguien a quien amar, compartir o escuchar, como el legado que TÚ has dejado. Esta riqueza se puede repartir generosamente con los que quedamos, pues esa existencia, es la esencia inagotable de la vida y cómo estos han trasformado mi pensamiento sobre el luto en alegría y satisfacción.
Considerando que tenerte fue privilegio de amor, aunque este fuere fugaz, el haber sentido tú profunda perdida, me ha hecho comprender que, de no haberte tenido, seria señal inequívoca que el periodo vivido juntos no tuvo la mas mínima importancia o trascendencia en mi vida y sí, doy por bien empleado aquel sufrimiento, al igual que tu recuerdo en mi mente, y si me dieran la posibilidad de repetir esa misma situación, con todo el sufrimiento que supuso, la volvería a escoger una y un millón de veces antes de que no hubieras estado en mi vida o no te hubiera conocido.
Este que justamente es mi garante de apreciar más y más a los estáis, por consiguiente, ¡no quiero perderme un beso, un abrazo o un te quiero!, vengan de donde vengan, porque no sabré cuál será, de estos, el ultimo adiós.
Dedicándote todos mis logros a TI que ya no estás. Recordar cada momento, cada situación, que estos son circunstanciales, MERECIENDO LA PENA LUCHAR POR CONSEGUIR LA LIBERTAD DEL PENSAMIENTO.
Te quiero recordar con tu sonrisa y tal vez lo único que echo de menos es el hecho de no haber podido decirte adiós, con un beso, ni la ocasión de haberme despedido, por lo cual hoy todas las noches, sonreímos y te doy mi beso.
REMARCAR que me enseñaste como hijo, lo que un padre no puede aprender nunca de su padre, siendo un grave error dilatar el duelo y arrastrar la pena. Sé que cada día que pasa pienso en ti, aquel que mueve mi vida, yendo por esta con nobleza, que paulatinamente se desgrana, la resignación de una pérdida no sería tan sufrida asumiendo que siempre estarás pues en mi corazón y en mi alma sine die, se que estás en algún lugar junto a mí. Mis sentimientos de tus recuerdos tan especiales hacen que mi vida tenga una tarea que llevar a cabo, sonreír y hacer sonreír y cuando sea lugar, reírme de mi mismo siendo este el mejor de los remedios para aliviar los sufrimientos. LA SONRISA ES DE LO QUE MAS ME ACUERDO.
Una vez más, me gustaría agradecerte tu compañía a mi lado, y todo lo que me has enseñado y he descubierto que ponerlo en la mano de otros es importante para enfrentarnos al dolor
¡Te quiero mi vida!
DE CUANTOS ESTUVISMOS INMERSOS EN EL MUNDO INFINITO DE LAS LAMENTACIONES Y NO DE LAS SOLUCIONES.
¡¡¡PROBLEMA….SOLUCION!!!
Recent Posts

Dejar un comentario

Contacta con nosotros

Ahora no estamos disponibles. Déjanos un mensaje y te contestaremos a la mayor brevedad posible. ¡Gracias!

Start typing and press Enter to search